Faccio Tours

ATENCIÓN AL PASAJERO +54.11.4327.1332
1994 · 2021
27 AÑOS

TRAYECTORIA, EXPERIENCIA Y PROFESIONALISMO EN VIAJES

BRASIL

PORTO DE GALINHAS

PROXIMAMENTE!


Duración 06 noches


El programa incluye.

Pasaje aéreo Buenos Aires / Recife / Buenos Aires por la Cía. Latam en clase económica- Vuelo directo - Con equipaje incluido.

Traslados Aeropuerto / Hotel / Aeropuerto

06 noches de alojamiento + EARLY CHECK IN

Asistencia al viajero UNIVERSAL ASSISTANCE MASTER BASIC con cobertura de USD 25.000.- y seguro de cancelación CON RESTRICCION DE CAUSA para pasajeros con edad de hasta 70 años cumplidos. A partir de los 71 años se deberá pagar un suplemento y además la asistencia NO incluirá el seguro de cancelación.


Hotel Armacao Do Porto - Habitación Superior - Régimen Desayuno


Información sobre el destino.

Porto De Galinhas. Escenario paradisíaco, de temperatura agradable y aguas cristalinas que conquistó en diversas oportunidades el título de la playa más bonita de Brasil, siendo hoy uno de los principales destinos turísticos de Pernambuco y una de las playas más visitadas del Nordeste. Estando distante en unos 63 Km de Recife, presenta una excelente infraestructura turística, disponiendo de servicios de hospedaje, alimentación y entretenimiento. Son diversos los resorts, hoteles y posadas esparcidos por el lugar, además de restaurantes, bares y tiendas de artesanías. 

Es sus renombradas playas situadas en sus 12 km. de extensión, se puede tomar un agradable baño de mar, nadar en compañía de peces tropicales en las aguas transparentes de las piscinas naturales, formadas por arrecifes de corales, y bucear para conocer la biodiversidad marina. Hay aún otras opciones de ocio, como realizar paseos en calesa y jangada. Además, se puede visitar el Proyecto Hippocampus, responsable por la preservación del caballo marino, animal con peligro de extinción. Una da las mejores opciones de conocer Porto de Galinhas, es tomando un paseo de buggy y pasear por la pintoresca villa de pescadores para adquirir recuerdos del lugar- como las gallinas estilizadas, talladas en tronco de cocotero, y sus alrededores, desde las playas de Muro Alto hasta el Pontal de Maracaípe o insertarse en la región realizando tours en jeep por las plantaciones de caña de azúcar, donde se puede conocer la vida campestre de la zona, tomar baños en las cascadas y tener contacto con animales silvestres.

Porto de Galinhas cuenta con una excelente gastronomía donde el deleite se encuentra en la variedad de frutos de mar, que mezcla algunas de las dosis de la cocina regional con la internacional. Por las noches se puede escoger entre una caminata por las calles de la villa, apreciando las tiendas de artesanías, tomando un café oyendo música brasileña o bailando en bares con música en vivo, algunos de los cuales promueven shows con bandas de rock, reggae o forró.

El origen del nombre Porto de Galinhas surge de año 1850 cuando la ley prohibía el comercio de esclavos. Para disimular esta práctica que les era rentable, los traficantes escondían a los negros en las jaulas de las gallinas. La tripulación transformó en señal de aviso la frase “Hay gallina nueva en el puerto”, para confirmar que había atracado un barco con una nueva remesa de esclavos. 

Lugares. 

Muro Alto. Se encuentra a 11 km al norte de la villa de Porto de Galinhas, rodeado por arrecifes, que forman una piscina natural de aguas cálidas con 2,5 km de extensión, ofreciendo baños de mar tranquilos y relajantes. Su geografía atrae también a los practicantes de wakeboard y jet ski. Para los amantes del lujo y confort, dispuestos a gastar un poco más, vale la pena saber que en Muro Alto está instalado un complejo de resorts de alta calidad, que atrae turistas de todo el mundo y celebridades nacionales.

Tamandaré. A 105 km de Recife, ofrece algunas de las más bellas playas pernambucanas. La primera lleva su nombre y es muy procurada para turismo. En ella una faja de arena que llega hasta 50 metros en la marea baja y un muro de corales a 200 metros de la playa, son garantías de un baño tranquilo. La segunda viene conquistando adeptos de todo el mundo: la Playa de Carneiros. También son deliciosos los paseos en barco en los ríos Ariquindá y Formoso, con playas y manglares. Otros destaques son la Reserva Ecológica de Saltinho, con área de Mata Atlántica, la Cachoeira Bulha D´Agua y el Fuerte de Santo Inácio (siglo XVII)

Playa de los Carneiros. Las condiciones geográficas hacen de Carneiros un paraíso casi particular. La playa está ubicada en un istmo cercado por cocoteros, por el río Formoso y por el mar. A pesar del aislamiento, está equipada con bares, restaurantes, posadas y hoteles y también ofrece deliciosos paseos de catamarán. Además de las bellezas naturales, la principal atracción del lugar es la Iglesia de São Benedito, también conocida como Igrejinha dos Carneiros. Maracaípe. Apodada cariñosamente Maraca, es punto de encuentro de los más jóvenes y reducto de diversión. Ubicada a 3 km del centro de Porto de Galinhas, es ideal para la práctica del surf, a causa de sus agitadas aguas. Para los menos dispuestos a enfrentar las aguas agitadas de esta playa el Pontal de Maracaípe es una gran idea. La desembocadura del río, bien servida de bares, es perfecta para relajar y contemplar el paisaje, principalmente durante la puesta de sol. Cuando la noche cae, el entusiasmo toma cuenta de Vila de Todos los Santos, un complejo de bares y restaurantes. Otras atracciones del lugar, son la observación del santuario de los caballos marinos, en la desembocadura del río, y los paseos que se inician a orillas del mar, pasan por restingas de Mata Atlántica, atraviesan manglares y plantaciones de cocoteros.

Serrambi. El fuerte viento y las olas que revientan en los trechos de mar abierto, atraen además de surfistas, practicantes de kitesurf. Ya las partes rodeadas por corales, que forman piscinas de aguas tibias, son ideales para un buceo tranquilo. Los más experimentados, pueden verificar los destrozos del “Galeón de Serrambi”, embarcación naufragada que alberga diversos peces, además de anclas y cañones. Otra buena opción, es hacer un paseo de barco hasta la Isla de Santo Alexio. 

Cabo de Santo Agostinho. Localizado a 33 km de Recife, alberga algunas de la playas más concurridas de Pernambuco, como Paiva, con osado proyecto urbanístico y grandes inversiones inmobiliarias; Calheta, una acogedora ensenada; Paraíso; Gaibu, una invitación al buceo y al surf; y Suape. También imperdible es Vila de Nazaré, del siglo XVI, y el Engenho Massangara, en donde el abolicionista Joaquim Nabuco pasó su infancia. 


Faccio Tours, Trayectoria, Experiencia y Profesionalismo en viajes.